UN HECHO OCURRIDO  A MEDIADO DE LA DECADA DEL AÑO 1970

VALENTÍA  DE UN ABOGADO


Este  es un artículo que publiqué en el diario El Popular de la ciudad de  Olavarría, en el año 2004 y  que lo hago nuevamente porque  fue un hecho que nunca se había visto en nuestra ciudad por un reclamo sindical, y después me consta de la valentía de un abogado.-

En la década del año 1970 se estaba construyendo el famoso canal  Ameghino, que lleva  aguas de nuestro Partido al de Guaminí.- Al mismo tiempo el personal a cargo se declaraba en huelga por derechos laborales no cumplidos y con el apoyo presencial de  "sindicalistas" de la ciudad de Bahía Blanca recorrió las calles de nuestra ciudad en dos camiones para hacer conocer su reclamo, una situación a la que los Lamatritenses no estábamos acostumbrados.-

Por entonces era el secretario del Juzgado de Paz y puedo asegurar que en mis 35 años de actuar en la justicia nunca me había pasado esto que les  relato.-

Estábamos con el juez de Paz, don Alfredo Abot, cuando se presentaron dos personas: una era del sindicato de la construcción de la ciudad de Bahía Blanca y la otra un  "acompañante". Ellos pretendían de cualquier forma que con un simple escrito que le dirigían al señor Juez, este dictara el embargo de las maquinarias de la empresa constructora, pero no le podíamos hacer entender que sin un juicio y una orden del Juzgado superior nada de eso era posible.-

En definitiva con la negativa de nuestro juzgado estos señores enfilaron para Bahía Blanca con todas las maquinarias de la empresa.-

Al día siguiente fue cuando apareció nuestro personaje, el abogado Juan César Bottino, con domicilio en la ciudad de Olavarría, para interiorizarse de todo lo ocurrido, pues era el asesor de la constructora. Decidido me dijo que iría a la vecina ciudad a rescatar todas las maquinarias que se habían llevado, ante lo cual le manifesté que tuviera mucho cuidado y recuerdo que me contestó: "Mire secretario, no voy a tener miedo de ir personalmente por que no será peor de lo que viví cuando tenía 14 años en mi Italia natal durante la segunda guerra mundial entre "nazis y fascistas". El final realmente se convirtió en una gran anécdota.

El doctor Bottino fue ese mismo día a Bahía Blanca y pareció esfumarse, pero cuando estaban a punto de dar las 4 de la madrugada escuché el timbre de mi casa. Era él y me comunicaba que había regresado con todas las maquinas, aunque nunca supe muy bien como lo logró.-

Fue la "Valentía de un abogado". Es que en esos años nuestro  país estaba convulsionado políticamente y viajar a una ciudad donde el sindicalismo era tan poderoso hablaba muy bien de nuestro amigo.-

En oportunidad de publicarse el artículo en el diario, lo llamé a su casa. En ese momento no estaba, pero expliqué a su señora,  que el motivo era solo saludarlo. Como a la media hora el me llamó por teléfono, recordando perfectamente aquel episodio, que para él pudo ser una diligencia más de su profesión, aunque para nosotros no.

 
                                                                        OCTUBRE  6 DE 2016


ALFREDO ESTEBAN CHISTE
alfredoestebanchiste@yahoo.com.ar